1. Nutrición Vegetal

¿COMO DEBE SER LA NUTRICIÓN DE LAS PLANTAS XEROFITICAS?

Mucha gente cree, que, porque las xerofíticas son capaces de sobrevivir en condiciones adversas, cuando las trasladamos a nuestros hogares debemos de seguir poniéndolas a prueba. Y la verdad es que si somos un poco despistados o no disponemos de mucho tiempo y nos olvidamos de ellas por un periodo pueden seguir viviendo con casi nada de agua, escasa luz y en un suelo pobre sin nutrientes.
Pero cuando a los cactus, suculentas y otras xerofíticas se le presta unos cuidados básicos en momentos clave de su desarrollo vegetativo, están crecen más sanas y vigorosas aportando generosas floraciones.
Y aquí nos referimos a una nutrición equilibrada a sus necesidades.
No solo «sobrevivirán», si no que medraran y nos sorprenderán con la manera de agradecernos esos cuidados.

En Desert City hemos realizado análisis de los tejidos de tallos y hojas de cactus, suculentas y otras xerofíticas.
Y después de su interpretación estadística hemos encontrado diferencias significativas en cuanto a la fijación y asimilación de micro elementos y oligonutrientes entre varios grupos de estas plantas.
Por ello, hemos desarrollado diferentes soluciones nutritivas que satisfacen la demanda de:
Aizoiaceae, palmeras, crassulaceae, etc

Además, según el estadio de desarrollo de la planta (estado fenológico) hemos observado distintas necesidades de nutrientes.
Así por ejemplo, cuando las Xerofíticas salen de su reposo invernal necesitan más nitrógeno y fósforo para estimular la floración. Y a finales del verano para favorecer la redistribución de las sustancias de reserva y ayudar a su parada vegetativa, una solución nutritiva con alto nivel de potasio protege la planta y le ayuda a descansar mejor.